top of page

Pasos a seguir en la rehabilitación de rodilla

Veamos qué fases encontramos en la recuperación de una lesión de rodilla o tras una operación de rodilla. ¡Vamos a por ello! 💪🏼



Cuando hablamos de etapas dentro de un proceso de rehabilitación, siempre debemos ser conscientes de que estas fases pueden estar más o menos marcadas en el tiempo en función del tejido dañado (lesión ósea, daño en fibras, lesión en tendón, etc.), la capacidad de una persona a enfrentarse a una inflamación y a la lesión en sí, así como el contexto que acompaña a esta lesión.


Vamos a ver las líneas generales de esta rehabilitación de rodilla:


01 | INFLAMACIÓN

Tras cualquier daño en nuestro cuerpo, siempre va a haber una etapa de inflamación. Queremos permitir esta inflamación y que el cuerpo responda a ella. Esta inflamación es natural y es necesaria, este proceso inflamatorio agudo comienza la reparación, por lo que debemos permitirlo. Puede durar unas horas o días.


Pasados unos días el trabajo de fisioterapia puede ayudar a evitar que exista un edema, lo que significa que los líquidos no drenen bien. Un trabajo manual puede mejorar el drenaje y disminuir la percepción de dolor y recuperar la movilidad. Y es que es fundamental recuperar toda la amplitud articular de la rodilla.


02 | CARGA

Las fases en una rehabilitación pueden darse simultáneamente. Como te decía, depende mucho del daño o lesión de rodilla, por eso es importante acudir a tu fisioterapeuta. Trabajar la carga del peso te ayudará a evitar compensación y la pérdida de propiocepción.


Esto no significa que debas cargas pesos elevados ni mucho menos, pero cuando sufrimos un daño, solemos normalizar evitar el peso de nuestro cuerpo en esa zona. Creemos que protegemos la zona, pero puede ser más perjudicial. Obviamente, todo ha de ser progresivo y respetando las sensaciones de nuestro cuerpo: nunca debe doler. La idea es enseñar a tu cuerpo que el movimiento no duele y que puede hacerlo con garantías.


Cuando la rodilla ya está preparada para soportar la carga del cuerpo en bipedestación y ha recuperado su rango de movimiento en flexión y extensión, debemos comenzar a trabajar la fuerza para fortalecer la articulación de la rodilla. Esto podemos hacerlo de una manera muy sencilla: con sentadillas progresivas (regulando la altura de la sentadilla), zancadas (podemos empezar con soportes e ir reduciéndolos) para poder recuperar capacidades. Y poco a poco podremos introducir cargas externas para recuperar masa muscular.


03 | PLIOMETRÍA

En esta última etapa introducimos un trabajo mucho más exigente como impactos y pliometría. El trabajo de la fase previa de la rehabilitación nos permitirá ganar propiocepción y estabilidad, y gracias a esto nuestra rodilla, que es una articulación preparada para el trabajo de potencia y saltos, debe recuperar su razón de ser.


Y poco a poco podrás volver a la actividad deportiva con normalidad. Estas pautas solo surten efecto si escuchas tu cuerpo, si atiendes sus tiempos y necesidades y generas un contexto que acompañe la rehabilitación (considerando el descanso y la alimentación como elementos clave).


En este post encontrarás una compilación de videos sobre la salud de la rodilla que te recomiendo revisar. Y, sin duda, si llevas muchos meses con dolor de rodilla sin resolver, en este caso, te invito al Protocolo de Dolor de Rodilla que he creado, un programa de rehabilitación de 6 semanas para ayudarte a rehabilitar tu rodilla al 100%.


Te dejo todos estos ejercicios enlazados también en la descripción del video 👇🏼



485 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page