¡Bienvenid@ al blog PhysioWods!

Actualizado: 18 abr


Empiezo este blog hoy miércoles 9 de Febrero con muchísima ilusión y muchísimas ganas. Después de más de 4 años creando contenido para redes sociales, considero que ha llegado el momento de empezar un blog.


El objetivo es crear una plataforma en la que reunir todo el contenido posible, de manera que sea accesible, que pueda organizarse por temáticas y que todo el mundo pueda disponer de esta información de la forma más práctica posible.


Aprovecho para presentarme y compartir contigo un poco de mi biografía y de la historia de PhysioWods.


Me llamo Ana Galeote y nací en Madrid en el verano del 89. Soy consciente de la suerte que he tenido con la familia en la que me tocó nacer, he tenido una infancia muy feliz y desde pequeña mis padres me transmitieron su pasión por viajar, la curiosidad por aprender y... de una manera u otra, engendraron en mi la creencia de que con ganas y esfuerzo podría conseguir cualquier cosa que me propusiera.



Para no irme por las ramas, y considerando que éste es el blog de PhysioWods, una empresa y una marca que he creado con mucho cariño, me centraré en mi pasión por la fisioterapia y por la salud.


A modo anecdótico, te cuento que con 12 años en un viaje en Santander me hice un esguince de tobillo. Recuerdo que estuve con el dolor en el pie varios días, hasta que a la vuelta en Madrid, mi madre me llevó a ver a un fisioterapia osteópata. Recuerdo perfectamente cómo me manipuló el pie y salí de la consulta sin dolor alguno y andando perfectamente. Como comprenderás, en aquel momento no tenía ni idea de que lo que el fisio había realizado era una simple manipulación del astrágalo (una manipulación básica que todos los fisios aprendemos en la carrera), para mi este señor había hecho magia.

En aquel momento decidí que yo quería aprender a hacer eso, pensando que podría curar a alguien con mis manos, y desde los 12 años tuve claro que quería curar a la gente y ser fisioterapeuta. Quiero aclarar, que a día de hoy creo que los fisioterapeutas estamos muy lejos de curar nada con nuestras manos o con nuestro trabajo. Y aunque puede que a algunas personas no les guste leer esto, mi creencia es que en la mayoría de ocasiones el cuerpo tiene las herramientas para curarse a sí mismo, si nosotros le dejamos. Los fisioterapeutas guiamos a nuestros pacientes para que vayan por el camino adecuado.


En 2007 empecé mis estudios de fisioterapia en la Universidad Complutense de Madrid. Durante mi adolescencia entrenaba gimnasia rítmica y pensé que de una manera u otra, acabaría especializándome en el tratamiento de gimnastas y bailarines. Sin embargo, muy a mi pesar, durante las prácticas de fisio en distintas clínicas, me di cuenta de que lo que llevaba tanto tiempo deseando hacer no se ajustaba a la realidad. Yo pensaba que un fisioterapeuta era una especie de "detective de la salud", por muy infantil que suene.


Pensaba que en una consulta de fisioterapia, debíamos evaluar al paciente, realizar un diagnóstico intentando averiguar la causa del problema y realizar un tratamiento individual para su dolencia. La realidad era todo lo contrario. Todos los tratamientos eran parecidos, buscaban únicamente aliviar el dolor del paciente para que se fuese contento a casa y no se realizaba una evaluación ni un diagnóstico en busca del origen del problema. Tanto fue así, que a pesar de haber pasado un año especializándome en fisioterapia deportiva al acabar la carrera, decidí que eso no era para mí, no quería pasarme la vida haciendo masajes sin más, y decidí especializarme en neurología pediátrica.


Trabajar con niños me llenaba de alegría y mi trabajo podría literalmente cambiarles la vida a mis pacientes y a sus familias.

En ese momento de crisis decidí empezar a estudiar otra carrera en mis ratos libres: Antrolopogía. Siempre me había encantado viajar y aprender sobre otras culturas y otras formas de vida.


Al acabar mi Máster en Pediatría me fui a Mozambique, donde estuve de voluntaria en un centro de daño neurológico, donde pasé una de las épocas más felices de mi vida. Esa experiencia me dejó con ganas de viajar más, volví a España y empecé a buscar trabajo en Francia. 3 Meses después estaba viviendo en un pueblo en las montañas francesas, trabajando en un centro de hipoterapia (terapia con caballos) para pacientes neurológicos. En esos dos años allí pasaron tantas cosas que creo que podría escribir un libro al respecto…pero bueno, para no enrollarme más, pasaré directamente al siguiente capítulo de mi vida.

En Agosto de 2015 me volví a mudar, esta vez a Isla Reunión, isla francesa del Índico entre Mauricio y Madagascar. Empecé a trabajar en una clínica de fisioterapia con todo tipo de pacientes, recuperé el amor por la fisioterapia gracias a los increíbles fisioterapeutas que tenía por compañeros y aproveché la ocasión, por supuesto, para viajar por todos los países de alrededor: Madagascar, Seychelles, Mauricio, Maldivas…

Cuando llevaba un año viviendo en Reunión, me tomé unas vacaciones para volver a Madrid una temporada y pasar tiempo con mi familia. Unas vacaciones que cambiaron el rumbo de mi vida. Durante esas vacaciones conocí CrossFit y me enamoré al instante. Así que a la vuelta a Reunión me apunté al Box más cercano a mi casa y empecé a entrenar a diario. Disfrutaba entrenando como nunca lo había hecho con el deporte, aprendía algo nuevo en cada clase y empecé a sentirme mejor con mi cuerpo y conmigo misma. La pasión por CrossFit hizo que empezase a cuidar mi alimentación y mi descanso, dejé de salir de fiesta hasta las mil, dejé de beber alcohol y me volqué completamente en el entrenamiento. Un año más tarde decidí que era el momento de dejar la isla y volver una temporada a Madrid. No tenía claro lo que quería hacer, pero de una manera u otra, necesitaba seguir vinculada a CrossFit. Al volver y apuntarme al mismo Box donde lo probé por primera vez, los dueños me propusieron instalarme allí como fisioterapeuta y por supuesto, dije que sí.

Me certifiqué en CrossFit Level 1 y me pasaba el tiempo entrenando y trabajando. Lo mejor de todo, era que trabajaba como yo quería. Dedicando una hora a cada paciente, con una evaluación completa e intentando buscar el por qué de su sintomatología. Este abordaje fue lo que me llevó a interesarme por la movilidad. Desde mi punto de vista, era necesario resolver los problemas de movilidad de mis pacientes si realmente quería ayudarlos a mejorar.

Así fue como nació PhysioWods. Con una cuenta de Instagram en la que compartía ejercicios y rutinas de movilidad que pudieran resolver el verdadero problema de mis pacientes. Poco a poco, PhysioWods fue creciendo cada vez más, empecé a recibir llamadas de personas de fuera de Madrid, de Holanda, de Estados Unidos… para trabajar conmigo. Así que empecé a trabajar de manera online con mis pacientes y cuando en 2020 llegó la pandemia y la cuarentena centré toda mi atención en mis servicios online. Creé Healthy Movement, la comunidad dedicada al trabajo de movilidad y empecé a impartir formaciones online.


Ahora que ya me conoces un poco más, no te sorprenderá que te diga que en octubre de 2020 en vistas a la que podía caer en Madrid en invierno y con miedo a que nos volvieran a encerrar, mi chico y yo nos mudamos a un pueblecito de Almería frente al mar.

A día de hoy, el trabajo de PhysioWods está centrado en nuestra comunidad Healthy Movement, que ya cuenta con más de 600 miembros, en las formaciones online y presenciales y en el coaching 1:1 de personas de todo el mundo. Mi objetivo es compartir todos los recursos y el conocimiento posible para que el mayor número de personas puedan tomar las riendas de su vida y de su salud. He vivido en mí misma el poder que tiene priorizar la salud cada día con los hábitos adecuados y sé que mi salud está en mis manos, y la salud de mis pacientes en las suyas.


Ese es mi compromiso contigo a través de PhysioWods. Guiarte en este camino tan maravilloso y que hará que disfrutes de tu vida como te mereces. Nos vemos en el siguiente post, gracias por leerme y feliz día. Ana Galeote - Fisioterapeuta especializada en movilidad y CrossFit Level1

397 visualizaciones10 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo