CrossFit y embarazo - Conversación con Lara Arruti

El embarazo puede ser una etapa más en la vida de una mujer y no debemos tratarla como si fuera una lesión. Hoy hablamos de cómo es posible entrenar CrossFit durante el embarazo y el posparto.


Te dejo la entrevista completa al final de este post 🎥



Hoy hablo con Lara Arruti, que es propietaria de HEiM CrossFit en Pinto, Madrid, y CF-L1. Durante 2021 estuvo embarazada y publicó varios de sus entrenamientos mientras la tripa crecía. Ahora tiene a su hija entre sus brazos y cuenta con 9 meses ya. Nos cuenta su experiencia y nos comparte los puntos más importantes para mantener el entrenamiento durante el embarazo.


El objetivo de Lara siempre ha sido "visibilizar el entrenamiento durante el embarazo y normalizarlo para que las mujeres sepan que es posible, siempre que lo hagan con conocimiento".


INDIVIDUALIZAR CADA CASO

Lo primero que debemos tener en cuenta, como nos cuenta Lara, es comprender que "cada embarazo es único", incluso la experiencia de una mujer en dos embarazos puede ser completamente diferente. Por lo que es importante recalcar que cada mujer debe atender a sus necesidades en función de sus capacidades, su recorrido deportivo, su propia salud y las indicaciones de los profesionales.


¿PUEDO ENTRENAR SI ESTOY EMBARAZADA?

Esta es la pregunta clave que se hacen muchas mujeres en cuento ven el positivo en el test de embarazo. Recibo muchas preguntas de este tipo y me consta que los entrenadores y coaches de CrossFit también.


A Lara su matrona le dio luz verde para continuar entrenando desde el principio y es que, a menos que tengas alguna contraindicación médica, "la evidencia científica respalda continuar con el entrenamiento en la mujer embarazada, que tiene beneficios tanto para la madre como para el bebé".


"Yo entiendo el entrenamiento como una manera de reforzar mi cuerpo y mejorar mis capacidades, así que no dudé ni un segundo. Me parecía contraproducente dejar de entrenar. Estando embarazada, además, el entrenamiento es una manera de aportar mejor salud al bebé y mejorar su desarrollo".


Efectivamente, si tenemos una vida sedentaria o de golpe dejamos de entrenar, será difícil trabajar nuestras capacidades. El reposo, a día de hoy, no es la respuesta ante cualquier lesión, y mucho menos para el embarazo.


EL EMBARAZO, TRIMESTRE A TRIMESTRE

Como nos cuenta Lara, "el primer trimestre puede ser el más difícil, estás revisando constantemente el pulsómetro, aparecen las náuseas y tienes muchísimo cansancio. Además, es el trimestre en el que más cuidado debes tener por si no agarra el feto. A nivel entrenamiento, si todo va bien, es el que menos variaciones hay. Lo más importante es eliminar los impactos de todo tipo". Y, como bien dice: "no podía vivir con miedo. Era muy consciente de que es estrés que podía generar era más perjudicial".

En el segundo trimestre "tienes una energía brutal, la barriga empieza a aumentar y notas las patadas del bebé, es muy guay. En el entrenamiento has de modificar los rangos de movimiento. Es súper importante escuchar tu cuerpo y ver qué te sienta bien o mal. La pauta general es dar un pasito atrás en el entrenamiento, sobre todo en cuanto a ritmo e intensidad y asegurar que te estás moviendo con la mejor calidad posible".


En el tercer trimestre el volumen abdominal es mucho mayor y puede reducir la capacidad de movimiento de la mujer, Lara reconoce que su embarazo fue genial, sin dolor. Es habitual sentir dolor lumbar, dolor de espalda o dolor de ciática, y la evidencia actualmente nos confirmar que mantener hábitos de vida saludables reducen estas molestias o, al menos, las alivia.


¿QUÉ DEBO TRABAJAR SI ESTOY EMBARAZADA?

Lara nos cuenta desde su experiencia que "es fundamental trabajar el suelo pélvico, también la movilidad de cadera y la movilidad de espalda". Además, ya que se aumenta la cifosis durante el embarazo, también es recomendable trabajar fuerza en la zona dorsal. Durante el embarazo existen desajustes biomecánicos; es decir, cambia el cuerpo de la mujer para adaptarse a este periodo de gestación. El objetivo del entrenamiento en esta etapa será reducir o eliminar los efectos de estos desajustes para disminuir las molestias y mantener la masa muscular de la mujer.


El entrenamiento es importante, claro, pero también lo es atender las necesidades del cuerpo y para ello es necesario escucharse y seguir el día a día en función de las sensaciones de cada mujer. "Si un día estaba muy cansada o no me sentía con fuerzas de entrenar, escuchaba mi cuerpo y simplemente hacía bici" nos cuenta Lara Arruti.


SER FLEXIBLES EN EL ENTRENAMIENTO

Para Lara entrenar es algo natural ya, entrena seis días a la semana y cuando no entrena, mantiene el movimiento, aunque sea paseando. Me gusta cómo ha ido negociando los días en los que no sentía fuerzas de entrenar y ha mantenido el movimiento, aunque sea pedaleando durante un rato largo. Necesitamos ser flexibles con el entrenamiento, y comprender que el movimiento es parte de nuestra salud.


"Hay que hacer un cambio de chip importante" dice Lara, y esto permitirá a cualquier mujer no ver el entrenamiento como blanco o negro: puedo o no puedo hacerlo. Este cambio de chip permitirá a cualquier mujer embarazada adaptar el ejercicio ya sea reduciendo carga, como modificando el rango de movimiento, modificando un ejercicio por otro buscando un estímulo similar o evitando inercias y trabajando de manera más estricta.


Como dice Lara desde su experiencia, "esto significa pelear con tu propio ego", obviamente, a veces no es fácil e incluso entre mujer y coach habrá que negociar el entrenamiento, en función de cada mujer.


"Es importante tener claro el para qué. Para qué entrenas. En mi caso, entreno para tener una mejor calidad de vida dentro de 30-40 años y mejorar mi expectativa de vida en tiempo y calidad".


LAS CLAVES DURANTE EL EMBARAZO

Lara nos resume las claves más importantes, según su experiencia, durante el embarazo:

- Gestión del estrés

- Entrenamiento

- Trabajo de suelo pélvico

- Hábitos de vida saludables


Y es que, como bien dice, "si tú sabes por qué haces las cosas y te has informado, adelante, no vas a tomar una mala decisión", y es que cada mujer decidirá lo que crea más conveniente para ella misma.


Es importante ganar conciencia sobre tu cuerpo y, tanto en el embarazo como en el posparto, "respetar los ritmos y procesos del propio cuerpo para moverse". En lo que no hay duda es que el cuerpo necesita movimiento para desarrollarse y para curarse.


En el video Lara Arruti comparte toda su experiencia y te invito a que nos acompañes en el video 🎥

¿Has entrenado mientras estabas embarazada? ¿Tienes alguna duda sobre el entrenamiento de CrossFit en el embarazo? Cuéntame en los comentarios del video, ¡me encantará conocer tu experiencia! 😊










61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo